¿Sabes lo que necesita tu niña interior?

La niña que fuimos, ha vivido, ha sentido, ha experimentado, ha visto, escuchado, aprendido y cada una de esas etapas, de alguna manera, marcan mucho de como vivimos siendo adultas.

Volviendo resoluciones en soluciones reales

No importa si seguimos en casa, debemos hacer algo para acercarnos más a esas metas, pero sin poner la atención en el resultado, sino transformando en soluciones cada paso.