¿Qué hacer para disolver las bajas frecuencias emocionales?

el

Somos humanos y el abanico de emociones que podemos sentir o entender es tan extenso como la humanidad misma. Por supuesto que para llegar y permanecer en un estado de bienestar debemos procurar fortalecer las emociones positivas, livianas como el amor, la alegría, la felicidad, la fortuna, la serenidad, la calma, la paz.

Pero repito… somos humanos y también vamos a experimentar la energía que acompaña a las emociones de carácter denso, pesado como el miedo, la tristeza, la rabia, la frustración, el egoísmo, la envidia, la escasez y ¿Qué pasa entonces? ¿Evitamos sentirlas?

Las emociones son inevitables y vibran en determinada frecuencia, simplemente nuestro cerebro asocia una situación con una emoción propia y la sentimos físicamente en alguna parte de nuestro cuerpo, en algún rincón de nuestra mente nos damos los discursos aprendidos sobre esa emoción. Mi sugerencia amorosa es que las dejemos ser, aprendamos a reconocerlas y a saber que esa emoción está allí para ubicarnos con nuestra propia identidad y algunas veces para enseñarnos un camino, pero no permitamos instalarnos en ella, la densidad emocional termina pasando factura.


¿Qué podemos hacer?

El mantenernos en bienestar, requiere que la mayor parte del tiempo elijamos conscientemente alimentar una frecuencia de alta vibración en nuestro día, a través de los hábitos que vamos construyendo y con los que nuestra alma resuena, sin embargo, al presentarse esa emoción que nos reta y en ocasiones nos detiene y baja la frecuencia, podemos recurrir a las siguientes acciones, disolver despacio y verificar cómo nos hace sentir:

  • Toma unos minutos para sentir, llorar, hablar sobre la emoción, descargar, drenar, de la forma que creas que te funciona. Luego, crea un balance de pensamiento entre esa experiencia terrenal y el ser de luz que sabes que eres.
  • Haz una pausa antes de reaccionar. No es sencillo pero se entrena. Toma una respiración profunda, o varias, identifica en qué parte física de tu cuerpo sientes la emoción, respira allí.
  • Si estás cerca de un espacio al aire libre, o si puedes mirar por una ventana, mira al cielo. Observa, sólo observa por unos minutos, hazte consciente de que eso que estas sintiendo justo ahora, es una minúscula parte del Universo. No te digo que lo minimices, sólo que no lo extra dimensiones.
  • Salte pronto de los espacios de la mente que crean historias tóxicas sobre la percepción de esa emoción, todo pasa por una razón.
  • Fluye con la marea. Practica la compasión, la paciencia y el amor propio, la naturaleza es cíclica y nada es para siempre.
  • Fortalece tu fe en la sabiduría Divina.
Photo by George Shervashidze on Pexels.com

«Eres amada por la divinidad y estás protegida, todo es perfecto…»

Mujer Holística

Gracias, Gracias, Gracias

Nade

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pedro Omaña dice:

    ❤️

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo! Gracias por explicarlo tan bien…

    Me gusta

    1. nadeskaperez dice:

      Gracias a ti por leer y por re-bloguear

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s